Cuando iniciamos nuestra vida sexual solemos tener conversaciones con gente que creemos nos puede guiar en el tema y con el paso del tiempo a lado de nuestros amigos vamos platicando y descubriendo secretos a voces que se transmiten de generación en generación; cosas que en el fondo nos suenan absurdas pero nos plantean con tanta seguridad que terminamos creyendo siempre.

Es por eso que en Encapsulados TV hemos preparado para ti esta lista de mitos que hasta los más inteligentes y leídos en el tema han llegado a creer, los hemos ordenado desde los más sencillos (o creíbles) hasta el más raro y complicado.

1.- Si te duele la cabeza no debes de tener sexo

¿Cuántas veces no hemos sentido que nos estalla la cabeza y hemos detenido el libido por eso? ¿O en cuántas ocasiones no lo has puesto como pretexto o te lo han aplicado cuando no quieren tener sexo? Pues ese pretexto se acabó.

En nuestro cuerpo existen las endorfinas, que son los analgésicos naturales de nuestro sistema nervioso central, al momento del sexo se presenta la liberación de altas cantidades de endorfinas lo que puede reducir o eliminar un dolor de cabeza. Incluso el Dr. Beverley Whipple, neurólogo de la Universidad de Rutgers (encargado de descubrir el punto G) si se tiene esta área estimulada y un orgasmo puede hacer que el umbral del dolor de una mujer aumente hasta un 106%.

Para complementar esta investigación, en 2013, un equipo de neurólogos de la Universidad de Munster (Alemania) halló que al momento de tener relaciones sexuales personas con episodios de migraña redujeron los síntomas considerablemente e incluso puede desaparecer, se notó que esto sucede más frecuentemente en los hombres que en mujeres.

2.- Tener sexo en tu período evitará que quedes embarazada

A pesar de que con el paso de los años la ciencia ha demostrado que los métodos anticonceptivos naturales como el ritmo no son del todo acertados hay gente que sigue creyendo que todo esto puede funcionar, debemos empezar entendiendo que esto sólo sirve en mujeres que son completamente regulares y no son muchos los casos de ellas y por otra parte recordar que la mejor opción siempre serán los anticonceptivos de barrera.

Distintos estudios han demostrado que no hay manera de evitar calculando tiempos solamente que una mujer entre 15-50 años (años de mayor fertilidad femenina) no quede embarazada, te explicaremos a grandes rasgos el estudio que realizó la Dr. Gillian Lockwood, obstetra, ginecóloga consultora y directora médica de Midland’s Fertility Services.

Los días más fértiles del ciclo de la mujer son el 18 ó 19, debes considerar el día 1 cuando comienza tu período, pero un óvulo tiene una vida útil de 4 a 5 días y los espermatozoides sanos tienen capacidad de fertilización hasta por 4 días; claro que esta situación cambia según el cuerpo y el ritmo de cada mujer, pero es una afirmación más de que no es para nada una garantía.

Tal vez te interese:  Formas exóticas de masturbación

Por igual, se cree que al recién haber dado a luz no se corre mayor riesgo de embarazo, utilizando nuevamente anticonceptivos naturales; sin embargo, durante el embarazo la producción de óvulos son bajas por lo que después es mucho más riesgoso pues el cuerpo intenta nivelar todo eso que no produjo durante el período de gestación, es por eso que se presentan muchos casos de mujeres que recién han tenido un alumbramiento y al poco tiempo han quedado embarazadas.

3.- El sexo puede inducir un parto prematuro

Una de las mayores preocupaciones de las parejas en espera de un bebé suele ser el riesgo que se puede correr al decidir tener relaciones sexuales al estar embarazada, esto ha sido porque a lo largo de los años se ha creído que puede ser una razón de un parto prematuro, pero esto se ha desmentido por el Dr. Downey quien ha explicado que es lo que sucede en estas situaciones.

Un parto sólo puede ser inducido por el sexo en caso de que esté en término, esto quiere decir que si el cuello uterino está listo el semen y las prostaglandinas que contiene pueden ablandar el cuello uterino y estimular las contracciones que en algunos casos si provocan el parto, pero en otras solamente se presentan Braxton Hicks (contracciones ligeras) aunque esto puede ser ocasionado por muchas otras actividades y no es nada grave.

Se debe considerar que los Braxton Hicks se presentan desde el segundo trimestre del embarazo y no se deben confundir con dolores de parto, además al momento del parto el dolor va en aumento considerable en cada segundo de la labor de parto, por lo que en caso de tener sexo y presentar esos 20-30 segundos de contracciones que caracterizan a los Braxton Hicks no debes angustiarte.

Hasta las 20 semanas del embarazo es que realmente podría suceder que se acelere el embarazo, pero si el cuello uterino no se encuentra listo no hay mayor problema con el sexo; situaciones especiales es que si pueden tener mayores cuidados, pero estos serán indicados por la partera o médico que esté a cargo del cuidado del embarazo.

Un embarazo de gemelos, que existan membranas rotas, placenta baja o se cree que es un bebé con alta probabilidad de ser prematuro, si se puede correr un mayor riesgo tanto de partos prematuros como de alguna infección producida por el sexo; pero el médico será el que de las indicaciones finales y te dirá si debe existir abstinencia.

Tal vez te interese:  Celebremos el Día Internacional del Condón

4.- Las personas con problemas en la espalda no deben tener relaciones sexuales.

Es un alto número de personas el que con el paso de los años sufre de lesiones o desgastes en la espalda que ha hecho creer que deben detener su vida sexual en la totalidad, sin embargo, distintos estudios han comprobado que existen posiciones en las que el dolor no se presenta ni en el momento ni después del sexo, para esto es importante que sepas cual es tipo de dolor y verificar que las posiciones son las más recomendadas para ti.

Las mujeres que tienen dolor lumbar cuando arquean la espalda o se acuestan boca abajo experimentaron menos dolor en la posición misionera, ya que mantiene la columna vertebral en neutral, es decir, en forma de S leve desde la parte inferior a la columna superior, lo que minimiza el dolor o la lesión adicional.

Mientras que para los hombres con dolor de espalda (especialmente si les dolía cuando se tocaban los dedos de los pies o se sentaban demasiado tiempo), el “doggy style” (en cuatro) era la mejor posición, siempre y cuando estén de rodillas y no de pie, ya que al arrodillarse, la espalda permanece en una posición segura, manteniendo su curva natural.

Los especialistas dicen que lo principal es mantener esa curva natural en la columna vertebral y no redonda o arqueada; por otra parte, no debes forzar tu cuerpo a cosas extremas, como levantar tu pareja o hacer algo demasiado extremo, ya que esto si podría empeorar el dolor.

5.- El sexo puede provocar un ataque al corazón

Las personas que sufren de problemas cardíacos son de los primeros en temer en cuanto al sexo, pues se cree que por la adrenalina, cambios de respiración y todo lo que ocurre en nuestro cuerpo al momento de las relaciones sexuales pueden correr mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco.

Pero no deben preocuparse, pues se han realizados muchos estudios de universidades especializadas en problemas del corazón que han probado lo contrario; una investigación publicada en el “Journal of the American College of Cardiology” se llevó a cabo con 536 pacientes de 30-70 años y sólo el 0.7% de los pacientes tuvieron sexo una hora antes de sufrir un ataque al corazón, los especialistas se dieron cuenta que de todas formas el sexo no fue un factor, ellos simplemente iban a tener un paro pero otros factores que no se les encuentra relación con el coito.

Se sabe que algunos pueden llegar a presentar problemas en la respiración al momento de las relaciones sexuales pero no ha habido nada tan grave como para relacionarlo directamente; el Dr. Knapton dice que de hecho se podría considerar como los 30 minutos de ejercicio que se les recomienda hacer diario a los pacientes que sufren de estos padecimientos.

Tal vez te interese:  Juegos sexuales que debes probar

6.- Si orinas antes del sexo puedes evitar una infección en las vías urinarias.

Cada año se presenta un alto número de mujeres y hombres con infección en las vías urinarias post-sexo y es alrededor de estas cifras que se creó el mito de que si se orina antes de tener relaciones se pueden evitar las infecciones lo cual es falso, incluso se cree que es mejor esperarse a orinar al terminar.

Un problema que se ha presentado en mujeres de todas las edades, incluyendo mujeres posmenopáusicas, se cree que de hecho el orinar antes del sexo ha sido una de las causas número 1 de que una infección así te afecte; se ha pensando que sucede porque las bacterias son empujadas a la uretra en el momento del sexo, por tanto si orinas después del sexo eso quiere decir que estás eliminando todas las bacterias y evitas afectar la vejiga, sin embargo, tampoco es una verdad totalmente comprobada que ayude a prevenir las infecciones de vías urinarias.

7.- Si te pones de cabeza después del sexo puedes quedar embarazada.

Llegamos al punto más curioso, porque no hay mayor razón para ponerte de cabeza después de haber tenido sexo, pero es un mito que ha crecido y que recomiendan mucho a aquellas parejas que están buscando procrear un bebé, sin embargo esto es falso y aquí tenemos una explicación y mejor sugerencia dada por expertos en el tema.

Se examinó a 400 mujeres que estaban pasando por una inseminación artificial y se notó que las aquellas que permanecían al menos 15 minutos acostadas tenían un 50% más de probabilidades de quedar embarazadas que aquellas que paraban a caminar enseguida y la razón es más sencilla de lo que podemos pensar.

El útero está ligeramente hacia arriba lo que quiere decir que los espermatozoides van cuesta arriba en su viaje a fecundar un óvulo, sin embargo, no es necesario ponerse de cabeza, el poner un cojín en la parte inferior de la espalda ya da una caída y acorta la distancia que tienen que recorrer para lograr su propósito, es por esto que hay mayor probabilidad de lograr un embarazo si te mantienes así durante 15 minutos.

Se recomienda exactamente ese tiempo porque es el tiempo más efectivo para que los espermatozoides lleguen, pero para lograr mejores resultados se pueden esperar hasta 30 minutos en esta posición. Debemos recordar que no es totalmente seguro que esto funcione.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here