La ciencia ficción ya nos había metido el antojo, pero ahora es cada vez más cercana la realidad en la que puedes tener de pareja a un robot con el que no sólo podrás tener sexo (como si este hecho fuera poco) sino que también te permitirá charlar y pasear con el androide gracias a su inteligencia artificial.

RealDolls es una empresa que ha dedicado décadas a la creación de figuras humanoides tan realistas que puedan ser confundidas por una persona normal a simple vista, estas creaciones plásticas eran bonitas cáscaras vacías cuyo único fin estético está transmutando a algo tan sorprendente como aterrador: la adición de inteligencia artificial al interior de su apariencia humanísima. ¿El resultado? Un ser que podría pasar desapercibido entre las multitudes y cuya plática tiene tanta elocuencia y lógica como la de cualquier persona.

Tal vez te interese:  Con Trackr encuentra tus cosas fácilmente

Resulta aterrador el nivel de desplazamiento que la ciencia puede crear para satisfacer necesidades humanas tan básicas como la interacción, sin embargo, esta opción es una respuesta casi celestial para las personas que no tienen facilidad para las relaciones, o bien, cuyo ritmo de vida dificulta una relación afectiva.

Falta poco.

RealDolls planea sacar la incorporación más avanzada de inteligencia en su marca para principios del próximo año, con ello, permitirá a sus clientes elegir la personalidad y físico de sus robots, asegurando conversaciones tan naturales y completas que juegan con el sentido del humor y el sarcasmo.

Tal vez te interese:  El futuro a través de los ojos de Sony, primera cámara en lentes de contacto

Lo más fascinante es que cuando decimos que el físico es completamente a gusto del cliente, lo decimos en serio, pues puedes elegir el color de los ojos, del cabello y la piel, pero no se queda ahí, también puedes ponerte estricto con detalles tales como; pecas, genitales (que son extraíbles para facilitar la limpieza), el tamaño de los pezones y tipos de rasgos. Sólo hay tres cosas que no podrás pedir: niños, animales y réplicas exactas de personas sin que éstas hayan dado su autorización previa. De ahí en fuera, a darse gusto.

Tal vez te interese:  Podrás cargar la batería de tu celular con sudor

El único “pero” es el costo, pues su versión básica es de 4,000 dolares, esta cifra se dobla dependiendo de las especificaciones que desees, y claro, el valor está a punto de elevarse unos cuantos ceros una vez que se haya añadido la inteligencia artificial.

¿Tú te animarías a intentarlo con un robot?

Marianali/@escritofílica

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here